Visualizando Tag

tips

DIY, Emociones

Estrategias para reconvertir los pensamientos negativos. Colaboración con El sonido de la hierba al crecer


Don positivo y Don negativo son fruto de la colaboración entre Trebolito y El sonido de la hierba al crecer.

Por si no conoces a la gran Anabel Cornago, es una estupenda madre y mujer que comparte toda la experiencia de trabajo con su hijo en dicho blog. Ella ideó los personajes y Trebolito los materializó. 

En el blog amigo, puedes encontrar el post con las  “Estrategias para reconvertir los pensamientos negativos” donde se explica cómo trabajarlo.

Para Don+ y Don- usé: vasos de plástico (para meter los pensamientos), cartulina (para ojos y boca, con velcro para poder cambiarlos) y pajitas (con un corte en el extremo para colocar los pensamientos).

¡A ser positivos!



Sin categoría

ASOCIAR NÚMEROS A CANTIDADES


6 MATERIALES CASEROS PARA TRABAJAR 
LA ASOCIACIÓN DE NÚMEROS A CANTIDADES


A menudo ocurre que hay un bloqueo ante lo relativo a las “matemáticas”. Sí, pueden ser difíciles, pero antes de realizar un ejercicio ya estamos adelantando a nuestros pequeños lo que les va a costar. Incluso en ocasiones se justifica “es más de letras, igual que yo”. 

Si conseguimos un primer acercamiento a las matemáticas con motivación, seguridad y aprendizaje sin error, volverán a trabajar los números con otra predisposición y estarán preparados para sumar. Además vamos a trabajar psicomotricidad fina con materiales sensoriales y atractivos. 


Ya hemos jugado al bingo asociando números a cantidades, pero hoy vamos a trabajarlo de una forma más estructurada. Además al mismo tiempo fomentaremos la coordinación oculomanual y psicomotricidad fina. Podemos encontrar material en madera en tienda de juguetes, aunque es muy sencillo hacer una caja de trabajo con objetos cotidianos. 

Si quieres, podemos dividirlo en varios pasos, de menor a mayor dificultad a modo orientativo. Aunque dependerá del niño si decides intercambiar las actividades. Como siempre digo, ellos marcan los objetivos. Espero que os guste y os resulte útil. 

1. Lo mejor es comenzar de forma manipulativa, de este modo les resulta menos abstracto.  Los niños tocan y colocan los objetos y los números que deben asociar. Son tareas en las que no se precisa una gran psicomotricidad fina. Trabajamos con pinzas, palitos, pompones… (ten en cuenta que a mayor tamaño material, menor cifra de trabajo).

2. Una vez que están familiarizados con el ejercicio anterior, se le puede dar la vuelta y, con el mismo material, presentar un número determinado de objetos que ellos han de contar, buscar y coger dicho número correspondiente y asociarlo a dicha cantidad.

                                      
                                      
3. El siguiente paso es asociar la cantidad al número con actividades más complejas, que requieran mayor habilidad manipulativa, y por lo tanto que ofrezcan la posibilidad de trabajar con mayores cifras. Trabajo con puntos, pegatinas…

                                     
4. Y damos el salto al papel. Contar y escribir la cantidad adecuada, rodear el número correcto de dibujos, hacer una determinada cantidad de palitos en el papel… Hay muchas actividades para descargar en internet, aunque es tan sencillo como coger rotuladores y papel. 

                                       

Si quieres más ejemplos, tienes más en el magnífico blog El sonido de la hierba al crecer 


¿Qué te parece? ¿Has trabajado la asociación de números a cantidades de otra forma? 
Espero que lo pases genial con tus niños con estas actividades.
Sin categoría

CÓMO PLASTIFICAR CORRECTAMENTE

¿Trabajas con niños?, ¿te gusta guardar recuerdos?, ¿tienes una plastificadora y a veces te surgen pequeños problemillas que estropean  el trabajo?.

Aquí tienes algunos TIPS y un vídeo tutorial sobre cómo plastificar por pasos para que todo salga bien y algunos trucos para garantizar un óptimo resultado. 




Siempre recomiendo plastificar para conseguir fichas duraderas en el trabajo con los peques, pero es útil para muchas más cosas: documentos, recuerdos, collage, fotos, pictogramas, agendas de comunicación, trabajo con teach, manualidades y un largo etc. Aquí tenéis el vídeo y algunos consejos.  Espero que os guste y os sirva.

Necesitarás una plastificadora, papel para plastificar y lo que desees conservar de forma resistente y duradera.

                             

Tener una plastificadora no es suficiente como te habrás dado cuenta, hay detalles que has de tener en cuenta (grosor del plástico, temperatura adecuada…) para estas cuestiones has de leer bien las instrucciones del fabricante. Yo prefiero un plástico fino (80micras) para plastificadoras mas básicas, son los más fáciles de encontrar, más baratos y los que se unen mejor con el calor según mi experiencia.

Pero hay otros detalles que  hacen que pueda salir regular, los que hemos visto en el vídeo. Los repasamos para que no se nos olviden, ya que son muy importantes. En la imagen  vemos dos plásticos preparados para introducir en la plastificadora. 

    El de la izquierda está mal colocado porque:

    1. No se ha recortado previamente (cuando se recorta a posteriori, no queda margen de plástico alrededor y se acaba despegando el plástico)
    2. Se ha colocado guardando un margen pero demasiado grande, con que quede un poco de plástico libre rodeando el papel es suficiente. Así ahorraremos.
    3. No se le ha puesto nada de pegamento por detrás para que se fije. Si lo movemos se cambiará de posición.
    El de la derecha está perfectamente colocado.

    • Añadiendo a lo que vemos en la imagen, se puede decir que como ha sobrado medio plástico, no se desperdicie y se recorte. Como vemos en el vídeo, podemos poner durante un segundo el plástico en la plastificadora por un borde (sin llegar a que entre ni meterlo entero) para que se una con el calor por ese filo y obtener un nuevo plástico preparado par usarlo.


    ¿Sabías todos esos trucos? Tienes alguno más para que todo salga bien durante la plastificación. Si tienes dudas o cualquier comentario no dudes en escribirlos. ¡Espero que plastifiques mucho! 




    Quizás te interese….


    Sin categoría

    LOTTO: 3 formas de sacarle partido

    Un juego infantil muy usado que sirve para relacionar y emparejar igualando, trabajando además la atención.

    Pero se le puede sacar mucho partido fomentanto la memoria, la intención comunicativa y casi cualquier otra área.

    Qué es, cómo se juega y 3 formas de sacarle partido a este juego.


    Un lotto es un juego infantil que consta, en su forma original, de un tablero con varias imágenes y fichas móviles con las mismas imágenes exactamente. El niño ha de colocar cada parte móvil con su idéntico en el tablero.

    Suele ser temático y se puede adaptar a cada niño añadiendo o quitando imágenes, colocando imágenes de un campo semántico, trabajar áreas concretas con lottos de letras, colores… ¡Incluso lottos de sonidos! 



    Este lotto que ves en la imagen es un ejemplo de lotto fonético de un material de reeducación logopédica de la editorial CEPPE. 



    Yo personalmente lo uso con otra finalidad, trabajando los fonemas específicos de cada cartón de forma secundaria (aunque es un material genial, pero por las características de mis niños lo adapto a mi manera).




    Pero no basta con igualar y prestar atención a las imágenes, queremos sacarle el máximo partido sin que deje de ser atractivo para ellos. ¿Qué te parece trabajar la petición, denominación y descripción?
    1.      PETICIÓN

    Coloca el tablero frente al niño y las fichas móviles junto a ti.

    Cuando el niño vaya a coger una de las fichas, le haces saber que las tienes tú y le animas a que te la pida. Le das indicaciones de cómo pedir: dame (abriendo y cerrando la mano) y le vas dando las fichas diciendo toma (y se la colocas en la mano).

    De este modo se trabajará además la función instrumental de la comunicación.

    2.       DENOMINACIÓN

    Coloca el tablero frente a ti y las fichas frente al niño.

    Cuando el niño vaya a colocar algo, le animamos a nombrarlo, para fomentar la expresión (por eso tenemos nosotros el tablero, podemos taparlo un segundo hasta que lo nombre).

    También puede ser al  contrario, tú le pides que coloque la ficha que tú le nombres, así el niño trabajará comprensión.

    3.       DESCRIPCIÓN

    Pídele al niño que coloque lo que SIRVE PARA…, haciendo alusión al uso, EL QUE HACE…, para reconocer sonidos, o EL… (ADJETIVO).

    De este modo fomentamos que el niño comprenda  lo que decimos a cerca del objeto, animal o acción sin llegar a nombrarlo.

    NO OLVIDAR
    ·      Dejar que ellos practiquen primero solos antes de pedir algo más complejo.
    ·      Cambia el rol si el niño ya domina una de las formas de juego, que ahora sea él el que te lo pida a ti, (equivócate y que te ayude y corrija).
    ·     Combina las actividades. Tú conoces a tus niños así que hazlo más completo adaptándolo a ellos. por ejemplo puedes hacer peticiones y descripciones (dame lo que sirve para escribir) o puedes hacer peticiones y denominaciones (que él te pida dame el elefante).

    ¿Cómo consigo lottos?

    Pues la opción más cómoda es comprar los que venden ya hechos, por niveles de dificultad y temáticas.

    La más económica es descargarlos de internet, hay muchos descargables.

    Y la más completa como siempre digo es ¡hacerlo tú mismo! Sólo has de hacer una tabla en el mismo power point o Word con las imágenes que desees (familiares, personajes de dibujos, letras, colores…), imprimirla dos veces y recortar una de ellas.

    ¿Te parece interesante? ¿Trabajas con lottos? ¿Qué otras formas de lottos conoces?


    imágenes: <a href=’http://es.123rf.com/profile_yannikap’>yannikap / 123RF Foto de archivo</a>
    Sin categoría

    LA SOLUCIÓN A LA DESMOTIVACIÓN: ECONOMíA DE FICHAS

    Economía de fichas, la solución a la desmotivación. En este post encontrarás qué es la economía de fichas y cómo llevarla a cabo sacándole el máximo partido y adaptándola a las características de cada niño.

    ¿Por qué usar economía de fichas?

    Para conseguir en el desarrollo de las tareas:
    – Una mayor motivación
    – Mantener la atención y concentración 
    – Aumenta la tolerancia a la frustración 
    – Una predisposición positiva 
    Y además fomentar el aprendizaje de normas de comportamiendo y sociales positivas



    En otra entrada ya vimos cómo hacer más atractiva una actividad. Pero con la economía de fichas podrás tendrás un reforzador de ése éxito conseguido, además de una motivación extra.

      ¿Pero qué es la economía de fichas?

      Es un sistema de reforzamiento mediante el uso de unas “fichas” (que puede ser pegatinas, puntos…) que premian conductas deseables del niño que se quieren establecer. Se acuerda  el valor de cada ficha y el objetivo a cumplir para conseguirla (por ejemplo, 5 fichas para ir al cine). 

      La economía de fichas puede ser grupal y/o individual, a corto plazo (durante el desarrollo de una sesión) o largo plazo (semana, mes, trimestre o curso).


      Suena un poco manipulador, pero si antes de ponerlo en práctica determinamos cuidadosamente las conductas a mejorar o fomentar, conseguiremos apoyar la educación que reciben de un modo estimulante  sin ejercer una influencia negativa ni estresante para ellos.

      ¿Y cómo hago una economía de fichas para una sesión de trabajo?

      Importante, esto no sirve para las tareas cortas. Es ideal para actividades de 20 a 60 minutos, como el momento de hacer los deberes escolares o una sesión de terapia. Una vez que tenemos esto en cuenta:

      1. Dividir la tarea en subtareas. Yo suelo dividir una hora en 4 o 5 actividades. Debes separarlas de forma visual, dependiendo de la edad y nivel del niño podrás hacerlo en lista (en pizarra o papel) o en imágenes. Así de camino anticipamos que siempre es bueno.

      2. Después de cada subtarea se gana una ficha. En mi caso, estrellitas. Se puede hacer un visto en la lista, con dibujitos…


      3. Se hace un cuadrante que se coloca al lado del “horario” que hemos hecho con el premio a recibir y el número de fichas necesarias para conseguirlo. Como hemos dicho antes, escrito, dibujado o en imágenes. 

      Comienza con pocas, yo con los más peques daba un premio cada 1 estrella (rápidos que no rompan el ritmo: un gusanito, cosquillas…) y progresivamente se amplia hasta que debe acabar toda la sesión (5 estrellas, un premio).

                            

      4. Por último, apuntar que la recompensa ha de ser: deseada por el niño, que vaya variando, que no consiga fácilmente sin ti, y comenzar por lo material (la comida suele ser genial, como las galletitas…) pero lo ideal es ir haciéndolo más social (bailar, un partido de parchís…)

      ¿Y a largo plazo, cómo hago una economía de fichas?

      1. Hacer una lista junto con los niños con las conductas a fomentar (no pretender conseguir de pronto lo que nunca han hecho, ir aumentando la exigencia gradualmente): acabar los deberes, no levantarse en clase, hacer las tareas domésticas, etc.

      2. Hacer una lista juntos con los elementos motivadores (no abusar de lo material): salir en bici, jugar con la videoconsola, ir de excursión, ir al cine, las zapatillas que les gustan…


      3. Hacer una tabla que resuma visualmente lo acordado y colocarla en un lugar visible.


      4. Poner los puntos o fichas lo más pronto posible una vez dada la conducta a premiar pero sin alterar el ritmo de la clase o actividad.


      Ejemplo de economía de fichas de la asignatura de educación física


      Ejemplo de economía de fichas en casa (2 hermanos)


      Puedes hacerlo con un sólo premio o como en los ejemplos, con varios premios de diferente valor. En el segundo caso, los niños deberán aprender a administrarse. Hay muchas formas de hacer la tabla, lo importante es que sea clara y sencilla de comprender. 

      ¿Tú ya usas economía de fichas?, ¿Conocías todas las formas de sacarle partido?, ¿Qué premios usas? Espero que os haya resultado interesante. Si tienes alguna duda de cómo hacerlo o comentario no dudes en escribir.


      IMÁGENES: Derecho de autor: <a href=’http://es.123rf.com/profile_yaryhee’>yaryhee / 123RF Foto de archivo</a>

      Sin categoría

      5 CLAVES PARA QUE TU ACTIVIDAD INFANTIL SEA UN ÉXITO

      Haces una actividad educativa para tus niños con el fin de repasar (geografía, matemáticas…) o desarrollar un área (la motricidad  fina, autonomía en la higiene…) pero no es bien acogida entre los pequeños, a mitad quieren cambiar, no quieren ni oír tu propuesta… 

      Hay diversas formas de conseguir captar y mantener su atención. Diseña la actividad con el objetivo que tú persigues pero de forma atractiva para ellos. Te propongo 5 claves esenciales para que tu actividad sea un éxito entre los niños.





      Algunas parecen obvias, y lo son. Pero a menudo lo que a algunos nos parece muy evidente, para otros no lo es tanto. Así que aquí tienes estas sencillas pautas a tener en cuenta si deseas que tu actividad se adapte al niño y no al contrario.

      1.   Tener en cuenta sus preferencias: basta con saber si le gusta pintar, si prefiere la actividad física, si le apasiona alguna temática como los animales, el espacio…

      Por ejemplo: deletrar nombres de animales pasando la pelota, sumar imágenes de planetas, hacer figuras de plastilina sobre la historia que hemos leído…

      2.   Ellos solitos: aún me veo en mis comienzos acabando de colorear lo que uno de mis niños se había dejado ¡Para matarme! No perdamos el objetivo de vista, podrá quedar “peor” o inacabado, pero será algo suyo.

      Quedará genial aunque desentone porque los colores los han elegido ellos o porque a la niña le faltaba una pierna (no digo que si está aprendiendo a recortar no se le recuerde cómo, o no se le insista en no salirse al colorear…). Aumentará su autonomía , seguridad y ganas de repetir.

      3.   A la lavadora y punto: ¿recordáis la madre despreocupada del anuncio, viendo a sus hijos llenos de manchas? La ropa se lava y se cose, pero sólo tenemos unos pocos años para jugar como niños.

      Un niño no puede disfrutar de una actividad como jugar a la pelota si teme estropear las zapatillas o pintar creativamente si teme mancharse. 

      ¡Los niños han de experimentar y descubrir! (Puedes buscar un delantal, yo lo uso con los materiales plásticos). Éxito asegurado.

      4.   El momento y el lugar: hemos de tener en cuenta, dónde, cuándo y durante cuánto tiempo realizaremos la actividad.
      ¿Dónde? debemos saber que las actividades que requieren concentración y atención deben ubicarse en lugares libres de estímulos y las que requieren actividad física, en espacios abiertos o suficientemente amplios. De este modo estarán más cómodos, favoreciendo la continuidad en la misma.

      ¿Cuándo? hacerla antes o después de las actividades escolares, la comida o la cena dependerá de la activación del niño en dicha tarea  para evitar desconcentración en actividades principales.

      ¿Duración? calcularla es importante para que los niños terminen la actividad sin fatiga. Dependerá de la edad del niño y dificultad de la tarea. Así habrá tareas de 30 a 45 minutos (sencillas o con niños pequeños) y otras de 45 a 60 (complejas o niños mayores).

      No recomiendo más de 60 minutos seguidos realizando una misma actividad ya que ni en los adultos se mantiene bien la atención pasado ese periodo. Si es preciso, subdivide la tarea y haz mini-desansos que no impliquen una gran desconexión de la actividad pero que les haga retomarla con ganas.

      5.   Refuerzo: Elogiar el trabajo realizado dando más importancia a lo vivido, lo expresado, lo aprendido, que a las capacidades innatas individuales (qué bien lo hemos pasado, cuántos países has aprendido, qué colores más bonitos has usado, etc.). No olvidar los pequeños logros alcanzados y animar a recordar lo mejor de la actividad.
       ¿Crees que funcionan?, ¿pones en práctica alguna o conoces más formas de hacer atractivas la actividades? Espero que os haya gustado y a pensar en nuestra próxima actividad.
           

      IMÁGENES: Derecho de autor: <a href=’http://es.123rf.com/profile_aliaksandra’>aliaksandra / 123RF Foto de archivo</a>

                                Derecho de autor: <a href=’http://es.123rf.com/profile_voronin76′>voronin76 / 123RF Foto de archivo</a>