Sobre mí

¡Hola! Soy Rosa M. Fernández Valero, aquí cuento un poco a qué dedico mi tiempo, que es una de las cosas que más puede decir de una persona. 


Yo tengo la suerte de dedicarme a lo que soñaba desde pequeña. Siempre supe que trabajaría con niños. 


Soy Psicóloga Sanitaria. Licenciada por la Universidad de Granada. Máster en Intervención en Trastornos del Espectro Autista (TEA) y Máster en psicología Clínica infanto-juvenil. Con formación especializada en comunicación, contextos naturales y diseño y elaboración de material adaptado.

Trabajo como terapeuta de atención temprana y personas con TEA y otros trastornos del neurodesarrollo y personas con diversidad funcional.

Desarrollo talleres lúdicos para la estimulación del desarrollo, así como escuelas de padres y profesionales sobre diversos temas relacionados con la infancia, adolescencia y necesidades especiales.

 




¿Cómo empezó todo?

Siempre me ha gustado estar con personas, sentir que pongo mi granito de arena y recoger lo mejor de cada uno para mi álbum de experiencias.

Por ello comencé a realizar diferentes voluntariados. En uno de ellos, un campamentos de ocio de personas con Trastornos del Espectro Autista, me adentré en un mundo nuevo y maravilloso para mí. No pude quedarme al margen y compaginé mis últimos cursos de universidad con los talleres en los que tanto aprendí y disfruté.

Acabé mis estudios y comencé como terapeuta. Más adelante seguí creciendo en algunos centros psicológicos, con los que actualmente colaboro. Y después de un tiempo, tengo la suerte de haber acabado en otra gran Asociación. ¿Se debe llamar trabajo si te pagan por hacer lo que más te gusta? 


Trabajando con niños

Mis niños (a algunos ya les digo mis chicos porque han crecido mucho), a los que llamo así porque es imposible no involucrarse en este trabajo y por eso los llamo “mis”,  son los que más me han enseñado y más satisfacción me han dado. En mi trabajo he crecido en muchos aspectos como persona y como psicóloga. Y he descubierto dos pilares fundamentales a la hora de tratar con niños:

  • En primer lugar, que los niños viven jugando y que sólo a través del juego podrás entrar en su mundo y llegar a formar parte de él. 
  • Y en segundo lugar, que cada niño es único (no hablo sólo de niños con discapacidad). Lo que funciona con uno no siempre funciona con otro. Tenemos la obligación de observar y adaptarnos continuamente a sus características, necesidades y preferencias para poder sacarle partido a la actividad.  Y justo en este segundo punto es donde más problemas encontré. Los niños se me dan de maravilla, pero tener que adaptarme a las características individuales me resultó difícil al principio, casi no existe material personalizable. Se me dan bien las manualidades pero no sabía por dónde empezar, perdía mucho tiempo. He dedicado mucho esfuerzo a aprender y realizar adaptaciones a juegos, actividades y materiales para que todos los niños pudieran participar. 

¿Por qué trebolito?

Me decidí a crear Trebolito porque creo que tengo muchos juegos y actividades que compartir y quiero ofrecer el trabajo que ya he realizado y sigo realizando. Odio pensar que todo el esfuerzo que dedico será útil para las personas de mi entorno únicamente. Es una especie de archivador de todas las ideas, juegos, actividades y materiales que pasan por mi cabeza y mis manos. 

Deseo y espero que lo que reflejo en el blog sea de ayuda en algún aspecto. Y no sólo para padres o profesionales de personas con necesidades especiales.  En este blog se ofrecen actividades para todos los niños (y no tan niños). Si personalizamos las actividades a las características de los niños éstas resultarán mucho más enriquecedoras para el desarrollo. 

Si eres nuevo en el blog AQUÍ encontrarás una ruta de bienvenida por Trebolito.

Gracias por visitarme, te invito a seguirme en las redes sociales y a aprender jugando con Trebolito.