Entrevistas

ENTREVISTA: MAESTRA INFANTIL Y PRIMARIA Carmen Fernández Cacho, CACHITO.

Hoy podrás conocer el punto de vista de una maestra. Sus respuestas a diferentes preguntas relacionadas con la educación no te dejarán indiferente. Trebolito es muy afortunado porque cuenta con la visita de Carmen Fernández Cacho, Cachito para los amigos. 




Una gran mujer y mejor maestra de infantil y primaria que regala su esfuerzo y tiempo ofreciendo magníficos materiales para trabajar con chicos con TEA,  para el Blog de otra gran mujer, Anabel Cornago  ‘El sonido de la hierba alcrecer’.  

Carmen además, aboga por una educación basada en la inclusión y la igualdad de derechos, algo que trasmite sin límites a todos, en especial a sus queridos alumnos. 

 
Foto de Mariano Gruerio

Cachito, gracias por tu trabajo y ejemplo a seguir. Y por supuesto, gracias por acceder a realizar esta entrevista, con la que poder reflejar tu perspectiva como profe, ya que como tú, todos los maestros y educadores sois uno de los pilares más importantes y presentes en el desarrollo de los niños.
 
1.  Los maestros forman parte de la vida de sus alumnos durante más de 8 horas al día, son un referente en muchos aspectos y la cara más visible de la enseñanza institucionalizada. ¿Cómo percibe una maestra su papel en la vida de sus alumnos?
Efectivamente, los maestros somos un referente para nuestros alumnos y tienden a imitarnos, por eso es muy importante lo que transmitimos a diario en las aulas.
 
Debemos crear un clima de confianza y diálogo el cual permita a nuestros alumnos aprender de forma activa y significativa. Los maestros debemos conocer bien a nuestro alumnado, sus intereses y sus conocimientos previos para poder desenvolver de forma positiva el proceso de enseñanza-aprendizaje.
 
Es importante implicar a los alumnos en su aprendizaje y en su trabajo y debemos intentar siempre reforzar positivamente, mejorar su autoestima. Creo que es muy importante el trabajo en equipo y crear situaciones de cooperación en las aulas ya que con ellas aprenderemos valores como la tolerancia y el respeto.
2. ¿Crees cierta la afirmación de “en casa se educa, en el colegio se enseña”?
 
En el colegio se enseña pero también se educa, debemos trabajar en equipo las familias y los profesionales. En las aulas nuestros alumnos aprenden nuevos conocimientos y nuevas estrategias, les enseñamos a pensar, a organizar su tiempo etc. pero creo que es muy importante educar también en valores. 
 
El respeto y la tolerancia, la no discriminación, ser solidario, ver que cada uno es diferente, pero que todos somos iguales, personas. Todo esto hará que las futuras generaciones sean mucho más inclusivas y entre todos conseguiremos una sociedad menos excluyente.
 
Por lo tanto, creo que en los colegios tenemos que enseñar pero también educar, a ser posible en equipo con las familias.
 
3. Centrándonos en el tema de la inclusión, ¿crees que los maestros tienen suficientes herramientas, por parte del centro y/o la conserjería, para conseguir llevar adelante un aula en el que se conviva de forma inclusiva?
 
Por desgracia, nos faltan muchos recursos tanto materiales, como humanos. Pero yo digo siempre que: “el que quiere, puede”. Es cierto que debemos reclamar a las consejerías más apoyos, menos alumnos por aula, más recursos, más partidas económicas para materiales (como una simple estantería o una plastificadora), y muy importante, más profesorado en los centros. 
 
Para entender las dificultades con las que nos encontramos en muchos colegios, nuestros superiores deberían estar un día dentro de las aulas. Seguro que cambiarían de opinión y se tomarían más en serio la inclusión y todo lo que ello conlleva en los centros.
 
Pese a todo esto, muchos profesionales, entre los que me incluyo, intentamos realizar nuestro trabajo de la mejor forma posible, buscando soluciones como sea para adaptar material, crearlo si es necesario o comprarlo, aunque en muchas ocasiones salga de nuestro bolsillo el dinero. 
 
En definitiva, somos muchos los que creemos que todo el alumnado tiene las mismas oportunidades. Espero que cada vez seamos más, ya que la diversidad nos beneficia a todos. Con recursos o sin ellos, algo que un maestro tiene que tener, es la predisposición de implicarse, informarse y seguir formándose. Si tenemos esto, ya tenemos mucho camino recorrido hacia una verdadera inclusión. Por supuesto que nos queda mucho por concienciar, pero poco a poco lo conseguiremos.
 
4. Siguiendo con el mismo tema, ¿Cómo crees que se consigue generalizar el trabajo llevado a cabo en clase para lograr una inclusión social real fuera del aula?
 
Después de todo el trabajo de concienciación sobre la inclusión llevado a cabo con nuestro alumnado en el aula, si no tenemos el apoyo de las familias, si no les informamos a ellas de lo necesaria y beneficiosa que es para todos, resultará muy difícil conseguir una verdadera inclusión. 
 
Si en las aulas les inculcamos respeto y tolerancia hacia la diversidad, la cooperación, el compañerismo, la solidaridad, etc., y desde la sociedad o familia se les sigue transmitiendo mensajes de exclusión, no conseguiremos nada.
 
Tengo que decir que en mi caso particular, siempre he contado con el apoyo de las familias de los alumnos. Algo que recordaré siempre es una frase que me dijo una madre de una alumna: “Gracias por darles a este grupo de niños la mejor lección que han podido aprender, ellos serán la futura sociedad dentro de unos años y nunca se les olvidará lo que es la inclusión pero sobre todo van a ser grandes personas y no permitirán que delante de ellos se excluya a nadie”. Después de tres años conviviendo y aprendiendo unos de otros en el aula, es lo mejor que puedes escuchar como maestra. En este caso creo que se llegó a generalizar el trabajo. Ojalá sigamos consiguiéndolo.
 
 
5.   ¿Cuáles son tus principales motivos de preocupación como maestra?
 
Creo que uno de los principales motivos es que los niños aprendan a valorar a cada uno tal y cómo es, que empaticen más con los demás y conseguir que lleguen a ser grandes personas. 
 
No vale de nada adquirir muchos conocimientos, llegar a ser el mejor médico, ingeniero, profesor o cualquier otro profesional si no tienes humildad, valores, tolerancia, empatía y respeto hacia los demás. 
 
Intento siempre que mis alumnos sean sobre todo personas, cada uno aprende a su ritmo, cada uno de nosotros es diferente y único pero debemos respetar las diferencias y aceptar a los demás tal y como son.
 
6.  Actualmente vivimos de forma creciente lo que podríamos denominar con cariño “la nueva era de los padres activos” (grupos de Whats App, asumir como propios los retos de sus hijos…) ¿piensas que es sencillo mantener una relación conciliadora con las familias de los alumnos hoy en día?
 
A veces no es sencillo pero tenemos que poner todos de nuestra parte para que la relación sea buena. Porque si las familias y los maestros trabajamos en conjunto, conseguiremos que los niños avancen en el proceso de enseñanza-aprendizaje. Es fundamental una buena relación familia-escuela. Debemos educar de forma conjunta. Además, las familias son las que mejor conocen a nuestro alumnado. 
 
Yo creo que ni las familias ni los profesores deben ver a la otra parte como el enemigo, no podemos ni debemos trabajar por separado, esto sería perjudicial para los niños y para las dos partes. Tanto el profesorado como las familias debemos informar, dialogar, tomar decisiones en conjunto e implicarse todos.
 
7.  En relación al tema de los padres, doy por hecho que uno preocupado recurre al consejo del maestro de su hijo. De ser cierto, ¿Cuáles son las razones más importantes por las que los padres acuden a ti como maestra?
 
Hace unos años te diría que muchos venían a hablar conmigo para saber cómo era el comportamiento de su hijo, cómo trabajaba o cuáles eran sus dificultades y cómo podían ayudar desde casa. Hoy mi respuesta es un poco diferente, la mayoría acuden a las tutorías preocupados por las notas. Creo que se centran mucho en los resultados, no en el esfuerzo de sus hijos. 
 
Seguimos teniendo una sociedad en la que se que valora la competitividad y se compara a unos con otros. Tenemos que conseguir que entiendan que cada niño es único y que cada niño aprende a su ritmo, no debemos compararlo con otros, debemos valorar su esfuerzo y trabajo diario aunque a muchos les cueste entenderlo. También tengo que decir que sigue habiendo padres, aunque menos, y me alegro muchísimo, cuya prioridad no son las notas.
 
8. Por último, no puedo despedirme sin preguntar cómo comenzaste este generoso camino en el que compartes tu valiosa experiencia y recursos para profesionales y familiares de personas con TEA.
 
Creo que hace ya once años que llegué a un aula de infantil con 25 alumnos de cuatro años entre los cuales tenía a Pablo, un niño con autismo al que adoro aún hoy porque aprendí de él muchísimo y es un poquito mío también. Por aquel entonces no tenía ni idea de autismo así que tuve que buscar información en redes sociales, comprarme libros para leer y ponerme las pilas. Así fue como llegué a conocer varios blogs de estas mamis que nos enseñan a todos tanto cada día y comparten sus materiales. Desde aquí un gracias enorme a todas ellas.
 
Y como dicen que si te pica la mosca del autismo, ya te quedas… Al llegar a otro centro, elegí un curso de primaria en el que estaba Enrique, otra preciosidad de niño al que conocí hace tres años.
 
Lo de compartir mi experiencia y recursos con los demás, es debido a estar en Facebook. Al principio compartía en mi muro materiales que creaba y que pensaba que le podían servir a alguien al igual que hacen muchos profesionales o familias. 
Hace dos o tres años conocí a Anabel Cornago en persona en un taller que impartió en Vigo, después de varios años conociéndonos a través de las redes sociales. De ahí surgió mi colaboración con El sonido de la hierba al crecer y con esta gran profesional y extraordinaria persona. Es un placer trabajar con Anabel, es un gran referente en el mundo del autismo y cada día aprendo nuevas cosas de ella. Su capacidad de trabajo, positivismo y creatividad son increíbles. Desde aquí mi agradecimiento por su amistad y por contar conmigo, una experiencia extraordinaria. Es muy poco lo que yo aporto comparado con todo lo que ella nos ofrece desde hace tantos años. Si algo de lo que comparto en el blog de Anabel es útil a un solo niño con autismo, a algún profesional o familia, me doy por satisfecha. 
 
 
 
 
Yo soy profesora y siempre digo que los profesionales tenemos muchísimo que aprender de estas madres que son las verdaderas expertas en autismo, gracias a ellas disponemos de muchos materiales que podemos descargar gratuitamente y que podemos adaptar a nuestros alumnos. Aprendemos de los verdaderos profesionales en autismo que son las familias. Ellos y los niños con autismo que conozco, que son unos verdaderos campeones y se merecen que se les valore por sus capacidades y esfuerzo diario por superarse, nos dan una gran lección.
 
Así que ya sabéis, desde el blog de Anabel Cornago seguiremos todo el equipo compartiendo y difundiendo para que lleguen a todos los diferentes recursos, materiales y la experiencia de esta gran mujer y profesional. 
 
Muchísimas gracias por contar conmigo para esta entrevista. Seguiré apostando siempre por la inclusión en los colegios y en la sociedad porque creo en estos peques, en sus posibilidades y en que la diversidad nos beneficia a todos. 
 
Gracias a las familias y a todos los niños con autismo que me han enseñado tanto a lo largo de estos años, de verdad que trabajar con ellos es maravilloso. Si todos concienciamos a la sociedad y erradicamos los mitos sobre el autismo entonces la verdadera inclusión será posible y estos niños o niñas tendrán el camino más fácil.
 
 
 
Otras entrevistas:
clínica de psicología familiar
 
 
Entrada anterior Entrada siguiente

También podría gustarte

2 Comentarios

  • Responder cachito 18 abril, 2016 at 5:35 pm

    Muchísimas gracias por contar conmigo Rosa.Encantada de colaborar y poder aportar un poquito con mi entrevista.Un abrazo muy grande.

  • Responder Rosa María Fernández Valero 18 abril, 2016 at 9:56 pm

    Gracias por hacer visible tu perspectiva, y como la tuya, la opinión de muchas otras personas que ven la educación y la vida como tú. Vuelve a Trebolito cuando quieras. Un besazo.

  • Deja una respuesta