Comunicación, Habilidades socio-emocionales

EL TEATRO DE LAS EMOCIONES

¿Se te ocurre una actividad mejor para aprender jugando que fabricar un teatro con tu peque y jugar a crear historias mientras profundiza en el área de las emociones?Esta propuesta es muy divertida y sencilla. Sólo necesitas material básico de papelería, lo demás es imaginación y risas.



Además puedes sacarle partido fomentando imitación y realizando juego simbólico, mejorando al mismo tiempo psicomotricidad fina.

Como siempre, podrás adaptar el juego a diferentes edades, preferencias y número de niños. 


En primer lugar, fabricamos el teatro


En segundo lugar, preparamos a los actores
 
Como has leído arriba, las protagonistas son las manos. Por lo tanto cada dedo será un actor. Para ello dibujaremos en cada uno una emoción  (puedes usar un rotulador común ya que con colonia, desmaquillante o alcohol saldrá estupendamente).
 
Cada “actor” deberá responder y comportarse de acuerdo a su emoción en las situaciones que ocurran en la obra (pero eso se lo explicamos más adelante). 
 
Mientras pintamos cada dedito podemos ir hablando sobre cada emoción (cuándo estamos así, qué nos ocurre en el cuerpo cuando sentimos eso, qué pensamos cuando tenemos dicha emoción…) Si no lo saben, se lo vamos explicando. En esta foto tienes unos ejemplos de preguntas para trabajar las emociones
 
 
Si son niños más pequeños, trabajaremos con emociones simples (alegría, tristeza, enfado, sorpresa…), pero si son niños más mayores, o ya hemos jugado antes, comenzaremos a elegir emociones más complejas (miedo, nervios, asco, envidia…). 
 
Por último, ¡Se abre el telón!
 
Es el momento de crear situaciones. ¡No olvides que cada dedito tiene su personalidad!. Nosotros también podemos actuar. 
 
Si son muy tímidos o no saben qué hacer, pueden imitarnos y después ir ampliando la historia creando pequeños cambios. 
 
También puedes crear un guión con tu peque si le cuesta mucho imaginar e ir introduciendo absurdos y situaciones inesperadas.
 
 
Suena divertido ¿verdad? Espero que te sirva y que te dé ideas para mejorarlo y por supuesto que lo pases genial mientras trabajas emociones con tus niños. 
 
Entrada anterior Entrada siguiente

También podría gustarte

Sin comentarios

Deja una respuesta