Comunicación, Sensorial-psicomotor

QUIERO COSQUILLAS: FOMENTAMOS EXPRESIÓN E INTERACCIÓN

¿A qué niño no le gustan las cosquillas? Ya sabemos lo importante que es tener en cuenta los estímulos deseados por los peques, por eso hoy trabajaremos con este gran motivador.

La propuesta es un juego divertido que fomenta la interacción y la intención comunicativa por parte de los niños. Trabajamos expresión, comprensión, las partes del cuerpo y, de forma paralela, planificación y decisión. Para ello sólo necesitamos plumas o pompones. 
Todo, en una actividad de estimulación sensorial adaptada al nivel de cada niño y que puede ser por parejas (con el adulto u otro niño) o grupal. Les encantará, sobre todo a los moscones 🙂 

EN PAREJAS
 
Nos sentamos uno frente a otro. Es muy sencillo de comprender incluso para los más pequeños. Haremos de modelo un par de veces y luego cambiaremos el rol. Uno tendrá la pluma y el otro le pedirá cosquillas. Si no sabe, le damos el modelo ” yo quiero cosquillas” (verbalmente, con gestos o pictogramas). Si cabe, le decimos “¿dónde?” y si es preciso le damos la clave “yo quiero cosquillas en…” pero siempre pretenderemos que diga la frase completa. De este modo trabajamos expresión, vocabulario e iniciativa.
 
Posteriormente se intercambia la pluma, promocionando la comprensión y planificación del niño. En este momento le diremos “quiero cosquillas” y dependiendo de las capacidades del niño le diremos un lugar más sencillo como: “quiero cosquillas en… la mano, la pierna, la cara, la barriga, etc.”  O más complejo, por ejemplo: “quiero cosquillas en… el cuello, el codo, la rodilla, la frente, la barbilla, etc.” Entonces el niño deberá hacer cosquillas con la pluma en dicho sitio.
 
 
EN GRUPO
Se lleva a cabo de una forma muy similar, usando la misma técnica que en el caso anterior. Sólo que en este caso nos sentamos en corro y la pluma se pone en el centro. Hay varias formas:
 
1. Un encargado que va rotando va diciendo quién hace cosquillas a quién (si es preciso se hace un tablero con las fotos a modo de petición, o recordatorio de nombres)
 
2. Un encargado que va rotando va diciendo quién hace cosquillas a quién y dónde (si es necesario se hace un tablero de partes del cuerpo para pedir o recordar).
 
3. La pluma va pasando de forma circular por todos los participantes y el resto de compañeros por turnos dice “quiero cosquillas” o “quiero cosquillas en…”
 
4. El adulto dice quién hace cosquillas a quién y dónde.
 
 
Divertido ¿verdad? espero que lo pases genial y te dé ideas para disfrutar con tus peques jugando al mismo tiempo que aprenden. 
Entrada anterior Entrada siguiente

También podría gustarte

Sin comentarios

Deja una respuesta