Sensorial-psicomotor

PINTAR CON HIELO: trabajamos colores, creatividad y estimulación sensorial

 
Pintar, una actividad muy requerida por los pequeños y que en este post se convierte en toda una experiencia. 
Te propongo una actividad sensorial de la que puedes sacar partido trabajando más áreas.Una forma original de desarrollar la creatividad, diseñar un póster para decorar y jugar de forma individual y grupal. No dejes de ver los preciosos y coloridos resultados en el post.

 

Hemos pintado en otras ocasiones de forma original, con los pies, con canicas y esonjas… Pero hoy vamos a pintar con hielo. Un elemento llamativo y novedoso.
Para comenzar, los materiales necesarios para realizar la actividad son:
  • Cubitos 
  • Temperas de colores
  • Cubitera o recipiente para trabajar con los hielos.
  • Lienzo, papel para pintar con temperas, papel grueso o cartulina del tamaño que se desee
  • Toalla o trapos viejos para limpiarse

 

Hay dos maneras de conseguir el hielo para pintar:
  1. Se puede hacer una mezcla con la pintura y un poco de agua la cual congelar en una cubitera
  2. Usar cubitos de agua tradicionales e impregnarlos en pintura

 

Cómo llevarlo a cabo:
 
Es muy sencillo, tan solo te recomiendo que coloques periódicos al rededor del papel para prevenir manchas. Deja cerca algún trapo o toalla y a experimentar.
 
Se puede hacer en un papel de tamaño pequeño o mediano para pintar en mesa, una buena opción si se trabaja de forma individual. O por el contrario, está la opción de usar un papel continuo o lienzo grande para hacer un mural en grupo.
 
 
Qué podemos trabajar durante la actividad
 
Se puede realizar esta tarea para divertirse, una forma original de entretenerse. Pero si lo deseas, puedes sacarle partido:
 
  • Haz dinámicas para aprender o repasar los colores: si juegan en grupo que uno de los niños nombre los colores que cada uno ha de usar, que se utilicen los colores que salgan en un dado, pintar con tonalidades en base a metáforas (pintar con el color del sol, pintar con el color del cielo…)
  • Aprender los conceptos de frío, caliente, húmedo y seco: por ejemplo, pintamos con el cubito que ¡ah, está frío!, toca la pintura en el papel que está mojada, ¿qué parte del papel está seca?, la mano con la que no pintamos está calentita…
  •  Experimentar con los colores: por ejemplo, ¿qué pasa si mezclamos los colores amarillo y rojo?
  • Pintamos y repasamos las formas
  • Respetamos turnos: se puede hacer entre todos, o si quieres fomentar que tus niños esperen su turno, hacerlo de ésta forma. Puedes usar la rueda de los turnos o ir nombrando a quién le toca.
  • Fomentar expresión e interacción: bien de forma verbal, por gestos o señalando, que cada niño nombre al compañero que quiere que pinte y el color que ha de usar.
¿Has pintado ya con hielos? ¿Cómo te ha ido? Hay muchas más posibilidades, espero que te haya dado ideas y te sea de utilidad. 




Otras actividades sensoriales


Pizza sensorial
Actividades con WATER BEADS
Entrada anterior Entrada siguiente

También podría gustarte

Sin comentarios

Deja una respuesta