Sin categoría

¿CÓMO ESTÁS?

Con imágenes de emociones básicas y un espejo puedes hacer diferentes actividades grupales e individuales. Podemos trabajar la imitación, la discriminación de emociones, la identificación de las emociones en los demás,  la generalización de éstas, y cómo no, la expresión del estado de ánimo.

 

Se debe usar un material adaptado a la persona en tamaño de la imagen, cantidad de emociones a trabajar y abstracción de la imagen de la emoción. 
Dependiendo del nivel y las características de cada niño se puede hacer una actividad individual o grupal (por turnos o de forma competitiva) de varias dificultades. Hay muchas más formas más de sacarle partido, aquí presentamos algunas: 
 
– imitar la expresión emocional de la imagen
– identificar las imágenes de las diferentes emociones 
– colocar la imagen de la emoción  correcta en una lámina social
-colocar la imagen de la emoción correcta en una foto del propio niño haciendo diferentes actividades y situaciones.
– identificar la emoción que hace un compañero (uno debe hacer la emoción de una tarjeta y otro señalar o decir de qué emoción se trata)
Cada vez que alguien hace la expresión de una emoción, le colocamos delante del espejo para que se vea a sí mismo, al menos al principio o hasta que lo reconozca.
 
¡A emocionarse y poner caritas!
Entrada anterior Entrada siguiente

También podría gustarte

Sin comentarios

Deja una respuesta